Where the bee sucks

William Shakespeare, The Tempest, Act 5, Scene 1:
Where the bee sucks, there suck I:
In a cowslip’s bell I lie;
There I couch when owls do cry.
On the bat’s back I do fly.
After summer merrily:
5
Merrily, merrily, shall I live now
Under the blossom that hangs on the bough

The bees are back.   These photos were taken early in June. The bee on the dandelion is actually two bees–I didn’t notice until I had the images in the computer and was playing with the zoom.  (Photos are clickable.)


To go with the photos, here is a honey poem from Federico Garcia Lorca:

EL CANTO DE LA MIEL
La miel es la palabra de Cristo,
el oro derretido de su amor.
El más allá del néctar,
la momia de la luz del paraíso.

La colmena es una estrella casta,
pozo de ámbar que alimenta el ritmo
de las abejas. Seno de los campos
tembloroso de aromas y zumbidos.

La miel es la epopeya del amor,
la materialidad de lo infinito.
Alma y sangre doliente de las flores
condensada a través de otro espíritu.

(Así la miel del hombre es la poesía
que mana de su pecho dolorido,
de un panal con la cera del recuerdo
formado por la abeja de lo íntimo)

La miel es la bucólica lejana
del pastor, la dulzaina y el olivo,
hermana de la leche y las bellotas,
reinas supremas del dorado siglo.

La miel es como el sol de la mañana,
tiene toda la gracia del estío
y la frescura vieja del otoño.
Es la hoja marchita y es el trigo.

¡Oh divino licor de la humildad,
sereno como un verso primitivo!
La armonía hecha carne tú eres,
el resumen genial de lo lírico.

En ti duerme la melancolía,
el secreto del beso y del grito.
Dulcísima. Dulce. Este es tu adjetivo.
Dulce como los vientres de las hembras.
Dulce como los ojos de los niños.
Dulce como las sombras de la noche.
Dulce como una voz. O como un lirio.

Para el que lleva la pena y la lira,
eres sol que ilumina el camino.
Equivales a todas las bellezas,
al color, a la luz, a los sonidos.

¡Oh! Divino licor de la esperanza,
donde a la perfección del equilibrio
llegan alma y materia en unidad
como en la hostia cuerpo y luz de Cristo.

Y el alma superior es de las flores,
¡Oh licor que esas almas has unido!
El que te gusta no sabe que traga
un resumen dorado del lirismo.

Two beekeepers have done an English translation of the above Lorca poem, also they have a list of bee poetry, from Neruda to Homer to Shakespeare.

But see if you really need any more bee poetry after absorbing this haiku from Matsuo Basho:

The Bee

How reluctantly
the bee emerges from the deep
within the peony

2 Responses to “Where the bee sucks”

  1. Canehan Says:

    I know a bank where the wild thyme blows,
    Where oxlips and the nodding violet grows,
    Quite over-canopied with luscious woodbine,
    With sweet musk-roses and with eglantine:

  2. Nijma Says:

    A Midsummer Night’s Dream: Act 2, Scene 1.

    It was my husband’s lifelong ambition to play Puck.


Comments are closed.